¿Qué es la Enmienda Constitucional?

Una enmienda Constitucional debe ser entendida como un proceso democrático, que permite reformar la Constitución de la República del Ecuador. La Carta Magna no está escrita en piedra, evoluciona conforme progresan los estados y sus ciudadanos. Por ello, la misma Constitución prevé formas de cambiarse, buscando siempre mejorar, proyectándose hacia el futuro.

El artículo 441 de la Constitución vigente señala que la Asamblea Nacional podrá reformar el texto constitucional mediante dos debates legislativos.

Para esto, el proyecto de enmienda deberá tener el respaldo de 46 legisladores para ser tramitado y necesitará el voto de las dos terceras partes, es decir 92 votos para su aprobación, tomando en cuenta que entre el primer debate y el segundo deberán pasar luego 12 meses.

La Enmienda Constitucional no limita, no condiciona, ni restringe los derechos y garantías ciudadanas. El objetivo de una enmienda es mejorar los derechos de los ciudadanos, por tal razón, la vía de enmiendas a través de la Asamblea Nacional es la más idónea.

Se proponen 16 cambios importantes para asegurar el futuro del país enfocados en la optimización de la salud y la educación, en garantizar la seguridad ciudadana y la ampliación de derechos.

La participación ciudadana en este proceso es fundamental, no solo la consulta o el referéndum son las únicas vías en que el ciudadano se puede manifestar, por ello es importante el proceso de socialización o diálogo ciudadano, por el cual los ciudadanos pueden conocer, analizar, opinar y debatir sobre las propuestas de enmienda constitucional.

La enmienda se considera un mecanismo idóneo, ya que al ser constitucional es totalmente legítima. El realizar una enmienda no es un proceso desconocido y ha sido usada por países como Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, México, Estados y Unidos, entre otros. En el caso de Estados Unidos, hasta la fecha se han realizado 27 enmiendas a su Constitución. Las primeras 10 enmiendas fueron ratificadas simultáneamente y son conocidas como “la Carta de Derechos”.

Es necesario aclarar que las enmiendas no solo se refieren a la postulación para elección popular, ya que el derecho de los ciudadanos a elegir su futuro y su Gobierno, es un derecho irrenunciable en democracia.

Hay otros temas que el ciudadano debe conocer y no olvidemos que la democracia se fortalece con la continuidad de un proyecto político que ha venido transformando el país, que ha consolidado y que está defendiendo los derechos ciudadanos.